Belleza diaria

¿Que es HIFU? La revolución en el mundo de la estética

noviembre 30, 2016 Uncategorized 0 Comments

Ultrasonidos focalizados de alta intensidad y alta frecuencia

Los ultrasonidos son vibraciones acústicas o sonoras de una frecuencia superior a 16.000 Hz, que corresponden al umbral de la audición humana. Los ultrasonidos utilizados en Medicina Estética pueden ser de dos tipos: Ultrasonidos no Focalizados (Ultracavitación) y Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (HIFU).

El sistema HIFU es una nueva tecnología que se perfila actualmente como una de las más eficientes en aplicaciones médico-estéticas para el tensado cutáneo y el tratamiento no quirúrgico de la flacidez facial mediante la focalización selectiva de la energía ultrasónica. Los ultrasonidos focalizados disponen su funcionamiento de forma que todos los disparos producidos por el transductor sean coincidentes en un punto donde el tratamiento adquiere su máxima eficacia. La energía converge en profundidad de forma selectiva (del mismo modo que actúa una lupa con los rayos solares), preservando intactos las capas de la piel más superficiales. Es por ello, que esta tecnología es extremadamente segura y se puede aplicar en cualquier fototipo sin riesgo de lesiones en la piel, y en cualquier época del año.

Efectos biológicos

El sistema HIFU es capaz de generar contracción inmediata por reestructuración proteica de las proteínas de la matriz extracelular (colágeno, elastina), neocolagénesis y elastogénesis a medio plazo por estímulo de los fibroblastos, a la vez que permite incidir en todos los niveles: epidermis, dermis profunda y SMAS (Superficial Muscular Aponeurotic System), siendo esta última estructura de vital importancia en la arquitectura facial. La máxima profundidad de esta tecnología favorece en el tiempo el mantenimiento del tejido sin pérdida de elasticidad y firmeza.

Tiene la capacidad de producir temperaturas internas de hasta 60 grados centígrados identificables cuando la temperatura de la piel llega a los 40 grados centígrados aproximadamente, generando así la energía de activación que produce la restructuración proteica que genera la retracción y remodelación del tejido conjuntivo.
Con el sistema HIFU el efecto de restructuración proteica se produce en forma inmediata (efecto lifting) en la elastina y en el colágeno existente, y también como un efecto secundario se estimulará a los fibroblastos para que sinteticen nuevas proteínas pudiendo visualizar mejoras en los días sucesivos a la aplicación (efecto skin tightening o efecto de tersuramiento). Estos efectos se producen en cualquier zona del cuerpo.

Tras la aplicación de HIFU en la primera sesión se evidencia vasodilatación de la zona con hiperemia y aumento del flujo sanguíneo y linfático.
Las temperaturas alcanzadas a niveles profundos por el efecto mecánico y térmico del sistema HIFU superan los 45-50º que pueden alcanzar los sistemas más profundos de radiofrecuencia convencionales. Del mismo modo, el sistema HIFU es capaz de alcanzar una profundidad de hasta 4,5 mm, a diferencia de los sistemas de radiofrecuencia que alcanzan la dermis profunda situada sobre los 3 mm.

Para ello el equipo dispone de tres transductores diferenciados: el primero logra un punto focal a 1,5 mm de profundidad, cuya indicación principal será la mejora a nivel dermo-epidérmico y en áreas delicadas (p.e. periocular); el segundo consigue un punto focal a 3 mm que incide sobre dermis profunda. Por último, el transductor más profundo es capaz de focalizar la energía a 4,5 mm, a nivel del SMAS facial.

En Medicina Estética la frecuencia utilizada siempre es de más de 3 Mhz, lo que nos asegura no dañar ningún tejido adyacente y que con la profundidad de aplicación el efecto llegue hasta el SMAS.

 

Indicaciones

Flacidez facial (efecto lifting), piel facial apagada, áspera y sin tersura (efecto skin tightening), arrugas y pliegues faciales, flacidez de cuello. Muy buenos resultados en disminución de la papada, aumento de pómulos y elevación de las cejas. En ciertos tratamientos corporales reafirmantes (flacidez de la cara interna del muslo, de brazos y en la “banana” subglútea) se podría utilizar el cabezal de 4,5 mm.

Aplicación

Se aplica siguiendo los vectores de tracción de la cara y se podrán observar efectos de tensión de la piel de forma inmediata. Se debe evaluar a cada paciente, pero lo usual es realizar una sesión anual o bianual, dependiendo del grado de intensidad del tratamiento y del grado de fotoenvejecimiento.El tiempo de aplicación será de 20 a 25 minutos.

El tratamiento es casi indoloro, solamente se percibe una ligera sensación de calor y es apto para realizar durante todo el año, inclusive en el verano y en pieles bronceadas. Después del tratamiento, se observa la piel eritematosa y un poco caliente.En 2-3 días la piel se tensa, y el efecto reafirmante y rejuvenecedor continúa las semanas posteriores al tratamiento. El efecto puede mantenerse entre 1 y 2 años.

Contraindicaciones

Embarazo y lactancia. Insuficiencia hepática y/o renal grave. Cardiopatías. Marcapasos cardíacos. Coagulopatías, Síndrome febril. Epilepsia.

Resultados

Obsérvese el efecto lifting y skin tightening



Back to blog list

Tags


About the Author


Join Discussion