Belleza diaria

Los hombres demandan cada día más tratamientos estéticos

noviembre 25, 2015 Uncategorized 0 Comments

A la hora de cuidar su estética personal, los hombres argentinos cambiaron sus hábitos. La protección solar y los tratamientos dermatológicos ya son un hábito, pero ¿qué más les preocupa a la hora de consultar al esteticista?

Los cambios sociales hicieron que la estética masculina adquiriera un lugar que antes jamás había tenido: juventud y belleza son valores que  devinieron importantes y esto es lo que intentan conseguir los tratamientos estéticos. Pero no es solo una cuestión de belleza.

Sí es verdad que los hombres consumen estética y muchos lo hacen no sólo para verse mejor sino también por una demanda en el mercado socio-laboral que se está viviendo. Hoy las empresas toman como empleados a gente cada vez más joven y la presencia es importante. Sin embargo, la tendencia también está cambiando hacia el sector más relacionado con la salud. Es ahí donde hablamos de medicina anti-aging, un término que -en realidad- no es el más indicado, ya que lo ideal es hablar de mejorar la calidad de vida y retrasar los procesos de oxidación corporales.

Cambio de hábitos

Lo que la actualidad marca es que, a la hora de cuidar la propia estética, los argentinos están buscando cosas diferentes. La protección solar ya es un hábito, los tratamientos dermatológicos se popularizaron y las cirugías son cada vez menos invasivas. Los hombres se sumaron a esta loca carrera por verse mejor y los cambios sociales hicieron que la estética masculina adquiriera un lugar que antes jamás había tenido.

Muchos hombres se realizan tratamientos contra las arrugas como, por ejemplo, la aplicación de toxina botulínica, rellenos faciales con ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas para tratar la calidad de la piel y también para el tratamiento de la alopecia, para lo que también se someten a la mesoterapia capilar. Otros, en cambio, solicitan la depilación definitiva y los demás tratamientos estéticos sobre todo para tratar la adiposidad localizada en abdomen y flancos (lo que vulgarmente llamamos flotadores).

El mercado de la estética masculina se disparó en los últimos años. Actualmente de cada diez usuarios de un centro de belleza, cuatro son hombres dispuestos a  cambiar su aspecto, siendo igual (o, incluso, mucho más fieles) que las mujeres.

Lo que más les preocupa

En este contexto, los representantes del “sexo fuerte” se muestran preocupados por la sequedad de la piel del rostro, los signos de cansancio asociados al estrés, las bolsas de párpados y ojeras, las arrugas de expresión, o el descolgamiento por flacidez de la cara que acentúan determinados pliegues. También son especialmente cuidadosos con sus labios, su tórax, las manchas e imperfecciones de la piel.

Y es imposible dejar de lado los tratamientos para tratar la calvicie, uno de los problemas más frecuentes para el hombre a partir de los 30 años.

Si bien primero consultan por los “flotadores”, de a poco se animan a averiguar por el resto de tratamientos que desearían hacerse.  No está mal en absoluto tratar de estar bien, sin embargo, no hay que olvidarse que cada uno está hecho con un “molde” y cuando cambiamos ese molde dejamos de ser nosotros mismos. Como en todo, los extremos no son buenos.

Fuente: clarin.com



Back to blog list

Tags


About the Author


Join Discussion