Belleza diaria

Avena: el secreto para una piel perfecta

diciembre 11, 2015 Uncategorized 0 Comments

Tener la piel suave y humectada pero sin esa sensación tan molesta de grasitud, ahora es posible. Gracias a las cremas con avena, un cereal muy utilizado en cosmética, ¡vas a poder acariciar y ser acariciada sin límites! Además: tips para el cuidado especial de tus manos.

El frío, el agua, el jabón, el detergente… Todo puede ser usado en contra de nuestra piel y nuestras manos. Por eso, para cuidarla y tenerla suave y humectada nada mejor que una crema con avena. Sí, leíste bien: con avena.
“La avena es uno de los cereales con mayor contenido de grasas: 65% de grasas no saturadas y 35% de ácido linoléico. Éstas le confieren su utilidad como hidratante y suavizante en cosmética. Además, contiene vitaminas del complejo B, oligoelementos, betaglucanos y derivados fenólicos, denominados aventramidas, que poseen importantes cualidades anti-inflamatorias , explica Romina Román, Brand Manager de Hinds. Y la pregunta que sigue es inevitable: ¿sirve o se adapta a todo tipo de piel? “Esta crema está especialmente diseñada para piel  extra seca ya que logra hidratar profundamente  y suavizar la piel que presenta resequedad intensa”, responde Román.

¿Qué tiene que tener una crema para ser efectiva?

Casi todas las cremas para manos contienen una combinación de agentes emolientes, humectantes  y oclusivos para alcanzar sus beneficios. Estos agentes actúan sobre la piel aumentando la absorción de agua y  limitando su pérdida, favoreciendo su suavidad y elasticidad.

“La absorción de las cremas depende principalmente de la formulación y la solubilidad de los componentes. Entre los puntos a tener en cuenta al momento de elegir una crema está que sea efectiva, que contenga emolientes que suavizan la piel, que se absorba rápidamente y que no tenga perfume si uno tiene piel sensible”, detalla la experta consultada.

Tips: cuidado especial para tus manos

-No uses el agua muy caliente ya que remueve los aceites naturales de la piel más rápidamente. Tratá de usar agua tibia para bañarte o lavarte las manos.

-Aplicar una crema humectante para hidratarte enseguida después del baño mientras que la piel todavía está húmeda. Esto ayuda a retener la humedad.

-Usar guantes en invierno para protegerse de la resequedad del clima.

-Evita que las manos estén en contacto con agentes detergentes, por ejemplo, usando guantes de cocina al lavar los platos.

Fuente: Thinkstock Photos/clarin.com



Back to blog list

Tags


About the Author


Join Discussion